Followers

New York Times - Ships and Shipping

Booking.com

Friday, 16 November 2012



ESPAÑA

Gibraltar, la enésima provocación

El Reino Unido se queja de «dos incursiones de barcos en aguas de Gibraltar», que el Gobierno ve «rutinarias»



Gibraltar, la enésima provocación

ABC




Las aguas que rodean Gibraltar siguen siendo el elemento de confrontación eterna entre Madrid y Londres. El contencioso en torno a la soberanía de la colonia que mantienen España y el Reino Unido desde hace tres siglos —un conflicto en el que, por el momento, el diálogo resulta imposible— ha vuelto a ponerse sobre la mesa tras una supuesta «incursión» de barcos de la Armada española en aguas que ambos países reivindican como suyas.
Ayer, de manera casi simultánea, el Reino Unido y Españaconvocaban a los respectivos embajadores en Londres y en Madrid para protestar por los incidentes ocurridos el pasado martes en las mencionadas aguas.
Aunque, al parecer, España fue quien convocó antes al embajador británico, el primero en dar a la luz la protesta fue el Foreign Office. En una nota señala que convocó al embajador español, Federico Trillo, para quejarse por lo que consideran dos «incursiones» de barcos españoles «en aguas de Gibraltar», que Londres califica de «provocadoras», informa Borja Bergareche.
La versión de España, según fuentes militares españolas consultadas por ABC, es que las operaciones que llevaba a cabo el barco de la Armada «La Vencedora» fueron «totalmente rutinarias, como viene siendo habitual en labores de vigilancia marítima». El buque de la Armada en cuestión es el patrullero «Vencedora», con una dotación de 89 marinos a bordo, que ya fue protagonista la pasada semana de un intercambio de comunicación («una simple identificación») con un patrullero de la Royal Navy. «La Bahía de Algeciras es muy cerrada y cualquier buque es detectado con facilidad», explicaron las mismas fuentes. En medios militares aseguran no entender a qué responde la queja británica, informa Esteban Villarejo.

Conflicto eterno

Hablar de aguas implica hablar de soberanía y, ahora mismo,cualquier negociación se encuentra suspendida. El llamamiento que ha hecho el Gobierno de Mariano Rajoy a abrir un diálogo bilateral «directo y sincero» con Londres sobre la descolonización del Peñón ha sido rechazado por el Reino Unido, que no concibe entablar ninguna conversación con España sin contar con el aval de los gibraltareños.
El 26 de junio de 2002 fue la última vez que España y el Reino Unido, representadas por los ministros de Exteriores Josep Piqué y Jack Straw, se sentaron a hablar sobre la soberanía del Peñón. En esa fecha, parecía cercano el acuerdo para compartir la soberanía, pero las negociaciones, rechazadas por los gibraltareños, no llegaron a fructificar, tal y como recoge Efe.
Jo sé Luis Rodríguez Zapatero apostó por la cooperación regional y en 2004 se creó un foro tripartito de diálogo con la participación de las autoridades de España, el Reino Unido y Gibraltar, marco en el que se dieron pasos para mejorar el transporte, las comunicaciones o la situación de los trabajadores del Peñón.
Fue precisamente el conflicto en torno a las aguas el que hizo encallar el foro tripartito, ante el empeño de Gibraltar de abordar ese contencioso y rechazar España sus pretensiones, ya que esa cuestión sólo está dispuesta a tratarla de forma bilateral con el Reino Unido.
El Gobierno de Marino Rajoy ha suspendido ese foro hasta que no se incluya en las conversaciones a las autoridades del Campo de Gibraltar en pie de igualdad con las gibraltareñas. La aspiración del Gobierno es retomar las negociaciones en el marco de denominado Proceso de Bruselas, por el que Madrid y Londres se comprometieron en 1984 a hablar de forma bilateral, según apuntan fuentes diplomáticas.
Pero el Gobierno británico esgrime para negarse la «Constitución» que en 2006 aprobaron los gibraltareños, que reforzó sus competencias y terminó con la clásica relación colonial con Londres.
Fuente: ABC, Madrid, España.

No comments:

Post a Comment