Followers

New York Times - Ships and Shipping

Booking.com

Thursday, 30 August 2012

ESPAÑA / OPERACIÓN EN EL ÍNDICO

Una vida en 138 metros de eslora

Cinco meses después los 217 marinos de la fragata Reina Sofía llegan este viernes a Rota tras participar en la misión contra la piratería


MATEO BALÍN MADRID

Una vida en 138 metros de eslora

Uno de los participantes en la operación Atalanta. / Foto: Alberto Ferreras

163 días y 30.000 millas después, la fragata Reina Sofía llega a casa. El buque de guerra de la Armada tiene previsto arribar este viernes a la base naval de Rota, en Cádiz, tras participar en la operación Atalanta contra la piratería en el Índico, la misión de mayor duración de su historia.
Han sido cinco largos meses para sus 217 tripulantes, 30 de ellos mujeres. Para la mayoría, se trata de su primera experiencia en misiones internacionales; un aprendizaje profesional, por la envergadura de la operación militar, pero también personal, por la odisea marítima que han vivido sus marinos.
Estrecho de Gibraltar, Mediterráneo de oeste a este, canal de Suez, mar Rojo, Golfo de Adén y Océano Índico. Una ruta de ida y vuelta de 30.000 millas que arrancó el 22 de marzo y concluirá este viernes. Al final serán 163 días, de los cuales 139 los han pasado en alta mar y 109 formando parte de la Atalanta.
Su cometido ha sido, por este orden, proteger los barcos del Programa Mundial de Alimentos que llegan a Somalia; impedir e interrumpir la acción de la piratería en el Golfo de Adén; y controlar y asistir a la veintena de atuneros españoles que faenan en la zona en caso de ataques.

Cuaderno de bitácora

En el 'cuaderno de bitácora' de la operación, que se ha desarrollado en buena parte en el periodo monzónico, lo que reduce de forma significativa la actividad de los filibusteros somalíes, se incluyen tres abordajes, trece aproximaciones a barcos sospechosos y tres escoltas a barcos del programa de alimentos de la ONU.
Pero, sobre todo, la Reina Sofía se ha centrado en labores de inteligencia aérea para controlar el centenar de bases piratas en la costa. Los dos helicópteros del buque han vigilado sus movimientos para afrontar con seguridad la ofensiva de septiembre, con el final del monzón. "Hemos llegado a inspeccionar un campamento pirata doce días seguidos, con sus días y sus noches", cuenta el comandante de la fragata, Juan Carlos Gómez Vidal.
Pero no todo es vida militar en los 138 metros de eslora de la nave. Los marinos han tenido tiempo de disfrutar por televisión del triunfo de la selección española en la Eurocopa, de organizar un torneo de voleibol, de machacarse en el gimnasio de la fragata o de jugar 'pachangas' de baloncesto. Y en sus días libres en tierra, conocer la noche de los puertos. Eso que no falte.
Fuente: ABC, España.


No comments:

Post a Comment