Followers

New York Times - Ships and Shipping

Booking.com

Thursday, 12 April 2012


El barco de todos los miércoles

El crucero ´MSC Orchestra´, de casi 300 metros de eslora y capacidad para 3.223 pasajeros, atraca por primera vez en Ibiza

La escala del crucero en Ibiza es la más larga de todas las que realiza durante la semana que dura la travesía.

La escala del crucero en Ibiza es la más larga de todas las que realiza durante la semana que dura la travesía.  Juan A. Riera

MARTA TORRES. IBIZA
Pasan de las diez y media de la mañana y Edwin y John, vaso de cerveza en mano, esperan un taxi a los pies del mastodóntico ´MSC Orchestra´ (casi 300 metros de eslora y 3.223 pasajeros), cuyas hélices remueven por primera vez aguas pitiusas. Son dos de los jóvenes que, nada más atracar el barco, a medianoche del lunes, decidieron aventurarse en la aún perezosa noche de la isla. Ellos esperan un taxi y las autoridades ibicencas, poder subir al crucero. El delegado del Gobierno en Ibiza, Rafael García Vila, confiesa, a un milímetro de ganarse una tortícolis para contemplar toda la fachada, que nunca ha visto el interior de uno. «Algún día iré en uno», adelanta poco antes de que la ilustre expedición, guiada por el director general de MSC Cruceros, Emiliano González, enfile la rampa y todos, presidente del Consell, Vicent Serra, y alcaldesa de Vila, Marienna Sánchéz-Jáuregui, incluidos, pasen el control de seguridad.



La alcaldesa confiesa, al ver a los turistas que pasean por el barco, que echa de menos unos pantalones cortos (luce traje rojo y tacones a juego) y aprovecha para recordar lo mal que lo pasó la vez que cruzó el Atlántico en barco. Serra explica que tiene el título de patrón de barco y la broma del presidente de la Autoridad Portuaria de Balears, José María Urrutia, no se hace esperar: «¿Al estilo Pedrosa?». A lo que Serra responde defendiendo el honor de su título. A unos metros, García Vila y el comisario de Ibiza, Julio Suárez, andan liados con el fútbol, con el Atleti, para ser más exactos, cuando el capitán del barco, Giuseppe Galano, da la bienvenida (y placas de agradecimiento) antes de que González, cual anfitrión orgulloso de su hogar, les invite a una tournée por algunas de las 15 plantas del crucero.



Los pasamanos dorados, las escalinatas blancas, las mullidas moquetas y los altos techos dejan casi sin respiración a los visitantes, que casi hiperventilan al descubrir, tras su paso por el casino, el auditorio. Ibiza no tiene uno así. En la cubierta, alrededor de la piscina y de los dos jacuzzis, toman el sol (cubiertos con pareos y toallas) decenas de pasajeros más interesados en descansar que en conocer la ciudad que tan bien ha vendido minutos antes la alcaldesa: única ciudad Patrimonio de la Humanidad de Balears, destino cinco estrellas, rincones con magia, crisol de civilizaciones, amabilidad de los habitantes, ciudad cosmopolita llena de historia, arte y gastronomía, original oferta comercial, moda Adlib… Apoyada en la barandilla, la consellera insular de Bienestar Social, Mercedes Prats, sueña con las vacaciones. Ahora mismo se quedaría en el crucero, rumbo a Túnez, más, todos los miércoles hasta el 10 de octubre.Catania, Nápoles, Livorno, Villefranche y Valencia. Los sueños se desvanecen frente a los tres ascensores, camino a la salida, donde la alcaldesa repasa la agenda de lo que queda del día mientras centenares de pasajeros regresan al crucero que, en unos minutos, dará por acabada sus primera escala de trece horas (la más larga de todo el recorrido) en Ibiza, que repetirá en 27 ocasiones





Fuente: Diario de Ibiza, España.




No comments:

Post a Comment