Followers

New York Times - Ships and Shipping

Booking.com

Monday, 29 October 2012


Unidos para la Defensa: detalles de un ejercicio conjunto
26-10-2012 | La segunda edición del ejercicio interfuerzas Unidos para la Defensa (UNIDEF) se desarrolló durante cinco días y comprendió la participación de alrededor de 5 mil hombres y una importante cantidad de medios de las tres Fuerzas Armadas.
En navegación - El UNIDEF es una ejercitación de nivel táctico con adiestramiento en técnicas durante ejercitaciones conjuntas y sigue la secuencia táctica lógica de una situación simulada. 

Este ejercicio es ordenado por el Comando Operacional de las Fuerzas Armadas y tiene por objeto probar la doctrina de empleo del instrumento militar. Las fuerzas asignadas para la operación tienen tres componentes: naval, aéreo y terrestre, además de algunas fuerzas dedicadas a tareas específicas como los helicópteros, las Fuerzas Especiales y un Batallón de Inteligencia Conjunto. 

Asimismo, la Armada participa dando apoyo y sostén con el Hospital Naval Puerto Belgrano para la evacuación sanitaria, la Base Naval Puerto Belgrano y el Comando de Instrucción y Evaluación de Infantería de Marina, que provee el campo de instrucción.

En este caso, tal como sucedió en la primera edición en 2011, la Tercera División de Ejército con asiento en Bahía Blanca tuvo la doble función de llevar adelante la dirección ejecutiva de la ejercitación y en la situación simulada, ocupó el rol de comandar la Fuerza de Tareas Conjunta. En tanto, el Comando Operacional de las Fuerzas Armadas mantuvo las responsabilidades de dirección general de la organización y en la situación simulada, comandó el teatro de operaciones sur.

Este ejercicio contó además con una red de seguridad que incluyó oficiales de seguridad en cada uno de los lugares donde se produjeron eventos.

La planificación

Según explicó el capitán de navío César Recalde -comandante Naval Anfibio y Logístico (COAL) y dentro del UNIDEF, jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Tareas Anfibia- desde mayo se vienen haciendo sesiones de planeamiento que implicaron reuniones de planificación en Buenos Aires y a partir de junio, en la Tercera División de Ejército.

El planeamiento culminó con un ejercicio virtual en el ADITAC de la Escuela de Técnicas y Tácticas Navales de Puerto Belgrano. Ese ejercicio consistió en reproducir todo el UNIDEF en el Adiestrador Táctico de la Infantería de Marina, siendo el director de la ejercitación la tercera División de Ejército. “Este fue un recurso de primer nivel para planificar y corregir el ejercicio mediante la simulación”, detalló el capitán Recalde.

La situación simulada

Durante el UNIDEF se planteó una situación simulada en la que un agresor genérico, que hizo base en la zona de Monte Hermoso, se desplazó hacia el oeste para proteger intereses económicos que tenía en las destilerías de la supuesta Bahía Verde. Entonces, el Poder Ejecutivo dispuso la creación de un teatro de operaciones y la constitución de una fuerza de tareas conjunta para rechazar esa amenaza.

En el marco de esta situación se ejecutó un ejercicio que comenzó el domingo, cuando se establecieron dos puestos de comando y las comunicaciones, además de la realización de ejercicios de búsqueda y rescate en el mar (SAR).

Al día siguiente fue la zarpada de los buques y el despliegue de Fuerzas Especiales integradas por comandos de las tres Fuerzas. “En una sola agrupación de comandos, las Fuerzas Especiales hicieron una operación que implicó lanzamientos en paracaídas, una infiltración inicial luego un lanzamiento helitransportado y después una incursión en superficie desde un buque”, señaló el capitán Recalde.

En el día D se produjo el asalto anfibio y la operación de bloqueo y un día después, se reembarcó a la fuerza de desembarco para ser aplicada en otro lugar. Durante la última jornada, en tanto, se produjo la acción retrógrada. 

Una vez efectuado el repliegue, comenzó el apoyo de fuego aéreo: aviones Súper Etendard, A 4 y Pucará sobrevolaron el terreno llamado “Llave” - en Cota 50, Baterías – y se realizó el movimiento de buques a costa de la fuerza de desembarco por superficie, para engañar al enemigo.

Las aeronaves de la Fuerza Aérea y de la Armada ejecutaron ataques simulados sobre elementos terrestres y comenzó el combate de la Infantería de Marina, donde se ejecutaron tiros con morteros, con armas livianas y de apoyo; y se dio paso al ataque mecanizado, realizándose tiro de tanques. 

Ejercitación en técnicas

“Esta es una ejercitación en técnicas y lo que hemos hecho nosotros es identificar un conjunto de ejercicios en técnicas, que son conjuntos”, explicó Recalde.

Entre esos ejercicios mencionó la conexión “que es esa transferencia de la responsabilidad táctica de una zona en contacto con el enemigo entre la Infantería de Marina y el componente terrestre”.

Asimismo, nombró la transferencia, también dentro del marco de la conexión, de la responsabilidad de coordinación de los apoyos de fuego entre el Centro Coordinador de Armas de Apoyo de la Flota y el componente terrestre.

Otros ejercicios destacados fueron apoyo aéreo cercano; ataque antisuperficie; coordinación de la vigilancia aérea entre la Fuerza Aérea y el comandante de defensa aérea de la Flota; defensa aérea de la zona del objetivo anfibio en la cual colaboraron la Fuerza Aérea y la Armada y fuego naval de apoyo al Ejército.

“El ataque final también fue conjunto porque la artillería de campaña de la Infantería de Marina apoyó el fuego de blindados y mecanizados y la aeronaves también hicieron ataques en apoyo a esa maniobra”, agregó el COAL. 

Ejercicio representativo

Este ejercicio –al decir del capitán de navío César Recalde- tiene representaciones en tres niveles. “Para el país significa avanzar en las ejercitaciones conjuntas ya que no se puede pensar en que una fuerza Armada va a actuar sola. Se busca un criterio de complementariedad ya que si no existe esa interoperabilidad no es posible construir esa capacidad conjunta”, dijo.
.
En tanto que desde el punto de vista de la doctrina y el alistamiento de los medios y el alistamiento del personal, “es una oportunidad única para saber si los medios, el adiestramiento y la doctrina son compatibles”.

“En un tercer nivel la importancia radica en contribuir al conocimiento mutuo y a generar lazos de amistad entre los miembros de las tres fuerzas”, aseguró.

Por otra parte, para finalizar, señaló que la evolución del año pasado a éste fue inmensa porque el año pasado se capturaron lecciones aprendidas y el planeamiento de este año empezó sobre la base de esas lecciones. Además se ha notado una mejoría en la interacción ya que hay muchos que se conocen y hay un contexto común, mucho más profundo”.

A nivel personal, señaló que ocupar el rol de jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Tarea Anfibia fue “un desafío importante, demandante, interesante y motivador. Lo veo como una contribución”.
Fuente: Gaceta Marinera, Armada Argentina.

No comments:

Post a Comment