Followers

New York Times - Ships and Shipping

Booking.com

Tuesday, 2 October 2012


BUENOS AIRES
Se llevó a cabo la primera procesión náutica
1-10-2012 | Participaron embarcaciones de la Armada Argentina, el Yacht Club Argentino y el Club Náutico San Isidro.
Buenos Aires- El sábado a la mañana el pronóstico no parecía favorable pero con el correr de las horas las nubes comenzaron a disiparse hasta que el cielo dio paso a una claridad propicia para la navegación.

Así fue que se pudo concretar con éxito la procesión náutica, que se realizó por el cauce del río Luján, organizada por la Armada Argentina a través del Yacht Club del Centro Naval (YCCN) junto al Yacht Club Argentino (YCA) y el Club Náutico San Isidro (CNSI).

En Beccar, desde el Club Náutico San Isidro, las embarcaciones iniciaron la procesión náutica acompañando a la Virgen Stella Maris que iba a bordo del “Náutico II”, barco escuela de ese club.

Mientras los veleros recorrían las aguas del río Luján, la lancha patrullera ARA “Río Santiago” se aprestaba a zarpar desde Dársena Norte para reunirse con ellas, lo que sucedió a la altura de Aeroparque.

A partir de allí, la engalanada “Río Santiago” encabezó la procesión hasta el antepuerto de Dársena Norte frente al YCA, donde se reunieron todas las embarcaciones.

La Virgen Stella Maris fue llevada a bordo de la lancha patrullera de la Armada y el capellán mayor de la Armada Argentina, presbítero Germán Carmona, celebró una misa en honor a la patrona de la institución y los navegantes, que fue transmitida a las demás embarcaciones por VHF.

Monseñor Carmona destacó que la realización de la procesión náutica y que la Virgen pudiera salir a navegar con ellos, se debía a las voluntades que lo hicieron posible. Remarcó lo especial de esta experiencia no sólo por ser la primera vez que era realizada por la Armada sino que era además una “gran experiencia en la fe”.

Al finalizar la celebración religiosa, los veleros acompañaron con toques de sirena y aplausos antes de comenzar a desconcentrarse.

Patrona de los navegantes

La comunidad náutica pudo, de esta forma, participar este sábado de la procesión acompañando a la virgen Nuestra Señora Stella Maris, patrona de la Armada Argentina y de los navegantes.

La advocación de la Virgen María como Stella Maris o Estrella del Mar es tan antigua que no puede precisarse su origen.

En la antigüedad, la navegación dependía absolutamente de la observación astronómica y, en particular, de ciertas estrellas características. Así se comprende que los marinos siguieran con imploración divina la observación de estos astros que los guiaban en su derrota hacia puerto seguro.

Por otra parte, las estrellas aparecen en las Sagradas Escrituras como señal de guía, de esperanza y de protección. Normalmente entre ellas se destaca una: más brillante, más linda, que da la sensación de estar más cerca o tener más fuerza que las otras.

Los primeros registros escritos donde aparecen referencias a María como Estrella del Mar son las letanías lauretanas aprobadas en el siglo XVII por el Papa Paulo V.

Presente siempre en los navegantes cristianos y en los marinos de antaño, la Estrella del Mar y su representación como Stella Maris surgió de estos mismos corazones.

Así fue como en 1908 se colocó la piedra fundamental de la capilla Stella Maris en Mar del Plata –ciudad caracterizada desde sus orígenes por la actividad pesquera– y lo que comenzó como un pequeño edificio –bendecido finalmente el 7 de marzo de 1912– se convirtió con el tiempo en el punto de inicio de una verdadera devoción.



A partir de 1917, unas cien lanchas a motor y a vela comenzaron a operar desde la conocida banquina de pescadores de Mar del Plata, aumentando constantemente la importancia de esta actividad productiva.

Desde esa misma época y, en especial, a partir de 1925 con la inauguración de la Base Naval Mar del Plata se incrementó la operación de unidades de la Armada desde el puerto local. Así, la capilla Stella Maris comenzó a ser visitada por los marinos y sus familiares, buscando protección o consuelo.

El 18 de agosto de 1937 por decreto del Poder Ejecutivo –firmado por el entonces presidente de la Nación, general Agustín P. Justo– fue aprobada la designación de Nuestra Señora Stella Maris como patrona de la Armada Argentina.

Desde entonces, como los antiguos navegantes miraban el curso de las estrellas para guiarse a buen puerto en medio del mar, los hombres y mujeres de la Armada viven y trabajan bajo su protección.
Fuente: Gaceta Marinera, Armada Argentina.

No comments:

Post a Comment